Sígueme por email, recibiras los nuevos post que publique en tu email, asi no te perderas ninguno!!

martes, 13 de noviembre de 2012

Periodo de reflexión


Desde qué era pequeña, he sentido pasión por los niños, y desde que tenía 16 o 17 años siempre dije que tendría hijos bien joven, a los 25 decía... Pero claro, en la sociedad en la que vivimos, pronto se vieron torcidos todos mis planes.... 

Aunque tengo pareja desde los 17 años y siempre ha sido una relación fuerte y cada vez más consolidada, al final te ves sumergido en una serie de acontecimientos que te hacen frenar tus deseos y hacerte sumiso a la sociedad de hoy en día. 

Con esto me refiero a los tiempos que corren hoy en día de recortes, inestabilidad laboral, dificultad en la adquisición de vivienda, o más bien inaccesibilidad a vivienda propia... Y un largo etc de cosas que están pasando y que todos sabemos... 

Ya tengo 26 años, en unos días cumpliré los 27 y por un lado crecer me hace feliz, desde hace 3 años me independice en un alquiler con mi pareja, pero por otro lado pienso: "crezco y no veo la posibilidad de cumplir mis sueños" sueños que ahora son comunes y deseadisimos por ambos. 

Nos ha costado darnos cuenta de que no poder tener una vivienda en propiedad supera nuestros esfuerzos por adquirirla y es real, por lo menos ahora, y lo hemos asumido juntos, ya que este punto era importante, pensaba que era un punto que llevar a cabo para poder tener descendencia "darle un hogar a nuestros hijos". 

Hemos hablado y reflexionado mucho y la conclusión fue que al final lo que realmente importa somos nosotros, que tenemos que ser felices, y que la sociedad y el gobierno no debe sugestionar nuestros deseos, ni condicionar nuestras vidas. 

Después de una larga temporada de desanimo pensando que hasta no tener ciertas cosas no tendríamos hijos, dijimos "hasta aquí, es hora de ser felices" al fin y al cabo se puede vivir de alquiler, la educación más importante es la que esta forjada de valores, que es la que le vamos a dar en casa ( y ahí nadie puede hacer recortes), y una larga lista de reflexiones personales que cada uno tiene que reflexionar y priorizar.

Concluyendo, pedimos cita en el juzgado para casarnos simplemente pensando en cuando tengamos el bebe y otra serie de privilegios que en pareja no se pueden adquirir ni siquiera haciéndote pareja de hecho, y pensamos que en 2013 empezaremos a intentarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario